El Obrador escuela de arte culinario.

Dulces panes para Fundación PETISOS

El Obrador Escuela de Arte Culinario brindó una clase especial de elaboración de pan dulce para los integrantes del taller de música de Abedules y de “Las Magas” del barrio 2 de Abril, actividad organizada en conjunto con la Fundación PETISOS.

La clase fue dictada por el chef Emiliano Schobert, director de El Obrador, quien les explicó todo el procedimiento para obtener un rico pan dulce para estas Fiestas. Este encuentro contó también con la participación de la licenciada en nutrición Mariana Merlo, que brindó una charla acerca de la correcta manipulación de los alimentos y seguridad alimentaria.
Los jóvenes y mamás que participaron de la clase fueron acompañados por las “seños” Mariana, Yanina, Valeria y el profe Javier. Rápidamente, Emiliano los acercó a las mesas de trabajo, ya con delantal y gorros colocados, para conversar acerca de la cocina y poner manos a la obra. “No tardamos en entrar en confianza, ya que Emiliano, con todo su carisma, nos metió al bolsillo como para quedarnos súper atentos a todos sus consejos para hacer las mismas exquisiteces con que terminamos esa jornada inolvidable. Y no sólo se nota que tiene pasta para enseñar, sino también para hablarle a los adolescentes”, señalaron desde la Fundación.
Divididos en distintos grupos, los alumnos realizaron los pan dulce, siguiendo el paso a paso de la receta entregada a cada uno, en distintos tiempos, amasaron, incorporaron la fruta abrillantada, nueces y chips de chocolate y dejaron leudar, siempre asistidos por Emiliano y Mariana. Una vez horneados los pan dulce, todos pudieron decorar el suyo con fondant y cerezas y dejarlos ya listos para llevar.
Esta clase se enmarcó dentro del programa de actividades de responsabilidad social empresaria que lleva adelante El Obrador todos los años. Lucía de Biaggio, directora comercial de El Obrador y organizadora de la actividad junto con Fundación PETISOS, aseguró que “este tipo de actividades acercan a los chicos a la cocina, un ámbito recreativo pero también en el que pueden capacitarse tempranamente”. Por su parte, la Fundación, indicaron que se trató de una “extraordinaria experiencia de aprendizaje” y que esta actividad sirvió para “fortalecer los vínculos internamente y entre los chicos de distintos grupos”.
Cabe destacar que distintas empresas locales donaron los ingredientes para realizar los pan dulce: Dietética Alsina, Distribuidora Rocco, Verdulería La Colina, Distribuidora Magnapel y Esteban Castelli.