El Obrador escuela de arte culinario.

Carrot Cake

Si bien su origen se disputa entre Gran Bretaña y Suecia, la receta de esta exquisita torta de zanahorias que ha sido adoptada en territorios de habla inglesa a lo largo del mundo, tomando mucha popularidad en Estados Unidos. Para aquellos que aún no la probaron, van a descubrir un sabor y textura sorprendente: suave, esponjosa, con un ligero sabor a zanahoria y canela que se complementa a la perfección con las nueces. Les aseguramos que nuestra versión clásica va a fascinar a chicos y grandes ¡Manos a la obra!

INGREDIENTES:
Leche 50 gr.
Huevos 2 u.
Ralladura de limón 1 u.
Azúcar (1) 150 gr.
Azúcar (2) 100 gr.
Canela molida c/n
Polvo de hornear  15 gr.
Manteca pomada 150 gr.
Claras 160 gr.
Nueces picadas 70 gr.
Harina 0000 200 gr.
Zanahoria rallada 250 gr.

Relleno y Cobertura:
Jugo de limón  c/n
Queso crema 400 gr.
Azúcar impalpable 225 gr.
Manteca pomada 115 gr

PROCEDIMIENTO:

Masa:
Realizar unas claras merengadas. Para esto batir las claras con una pizca de azúcar (N°2) hasta llegar a punto nieve. Incorporar el azúcar restante en 3 veces, mamteniendo en batido en forma constante. Batir hasta lograr picos firmes. Reservar.
Por otro lado batir la manteca a punto pomada, junto con la ralladura de limón y el azúcar (Nº1). Batir hasta blanquear.
Luego agregar los huevos de a uno.
Una vez que se unieron todos los ingredientes, incorporar los secos de a poco previamente tamizados y las nueces.
Mezclar hasta lograr un batido homogéneo y luego incorporar la zanahoria rallada.
Por último incorporar el merengue con movimientos envolventes.
Cocinar en un molde previamente enmantecado y enharinado, a 180°C de 20 a 30 minutos.

Relleno:
Batir la manteca pomada junto con el queso crema a temperatura ambiente, luego incorporar el azúcar impalpable previamente tamizado y el jugo de limón. Mezclar hasta lograr una pasta homogénea.

Armado:
Cortar la torta en dos discos.
Cubrir uno de ellos con una generosa capa del relleno, encima colocar el otro disco y cubrir toda la torta con el relleno. La decoración clásica se realiza con unas pequeñas zanahorias modeladas con mazapán y colorante.