El Obrador escuela de arte culinario.

Scones, un clásico para la hora del té

¡A la hora del té los scones siempre están presentes! Tienen una textura suave y apenas arenosa que se desarma en el paladar delicadamente. Para lograr este efecto, es importante trabajar poco la masa, para que la manteca que hay en ella no se derrita con el calor de las manos. Pueden servirse tibios y se acompañan con mermeladas y cremas. Anticipándonos a nuestro Curso de Pastelería, te enseñamos una versión diferente con yogur natural, animate a probar!!

INGREDIENTES:
Harina 0000 400 g
Polvo para hornear 20 g
Sal fina 1 pizca
Azúcar 60 g
Manteca 100 g
Huevo 1 unidad
Yogur natural o de vainilla 60 g
Crema de leche 150 g

Para la doradura: 
Huevo 1 unidad batido

PROCEDIMIENTO:
Tamizar la harina con el polvo para hornear y la sal. Agregar la manteca fría cortada en cubitos. Formar migas con la ayuda de las manos o con una procesadora.
Aparte mezclar ligeramente, sin batir, la crema, el yogur y el huevo. Verter sobre las migas y formar una masa, evitando amasar para que no se active el gluten.
Estirar la masa de 2 centímetros de espesor, replegarla sobre sí misma y volver a estirar hasta obtener un espesor de 3 centímetros.
Cortar con un cortante circular y colocar los scones sobre una placa previamente enmantecada.
Por último, pintar con huevo batido y cocinar en horno 180ºC hasta dorar.